jueves, 26 de septiembre de 2013

¿Cuándo comienza la educación maternal?

” Hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y de nosotros aprender a tener coraje. Sí, ¡Eso es! Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado. ¿Perder?  ¿Cómo? ¿No es nuestro? Fue apenas un préstamo… EL MÁS PRECIADO Y MARAVILLOSO PRÉSTAMO ya que son nuestros solo mientras no pueden valerse por sí mismos, luego le pertenece a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos pues a nosotros ya nos bendijo con ellos.” José Saramago. (Las mayúsculas son del autor).
http://www.encontrarse.com/notas/pvernota.php3?nnota=42326
Después de leer estas hermosas palabras sobre lo que es un hijo, vamos a empezar por el principio del todo. Empecemos por el embarazo.
Después de saber vuestra gran noticia estáis llenos de felicidad y con ganas de contárselo a todo el mundo y de ver y experimentar cosas nuevas, ya que si es el primero estáis expectantes ante lo desconocido, pero.........sabéis en realidad ¿qué es lo que debéis hacer durante vuestra espera o qué actitud tomar?. ¿Sabéis en realidad qué es la educación maternal y cuándo empieza?
Pues bien comencemos por la educación maternal.
¿Sabéis cuando empieza?
Hasta el momento la educación maternal más común y extendida que se recibe a través de la Consejería de sanidad y que se lleva a cabo por medio de los centros de salud, tanto públicos como privados, es aquella que se ocupa de una etapa bastante corta de la maternidad, que abarca tan solo la gestación, el parto y el puerperio.
Este tipo de educación surge en la década de los años 60/70 del siglo pasado, a raíz de la necesidad de la preparación para el parto y los cuidados sobre el embarazo, donde se instruía a los padres y madres para abordar todo el período de embarazo, parto y puerperio, además de intentar lograr el parto normal de un niño sano desde el punto de vista médico, así como una maternidad que pudiera convertirse en una experiencia feliz.
Bajo mi punto de vista, sin menospreciar las buenas intenciones que guiaron experiencias pasadas en lo relativo a la preparación al parto y los cuidados del embarazo, y sin ánimo de desmerecer los logros indudables que obtuvieron, creo que bastantes programas actuales tampoco son del todo suficientes. Debido al actual nivel de conocimientos del que disponemos, añadido a la evolución de la propia sociedad, y al hecho de que  no cubren todas las necesidades que se presentan a la hora de afrontar la nueva situación para las familias que supone la llegada de un hijo.
¿Entonces cuándo creéis que debe comenzar?
Desde el momento de la gestación, o en su defecto y si es un embarazo buscado, desde el momento en el que se pretende programa quedar embarazada. Es entonces, cuando debe iniciarse la adquisición de información y la preparación que permita comprender lo que está ocurriendo, o va a ocurrir  en el cuerpo de la madre, cómo se está formando el bebé, qué cambios físicos y psíquicos tienen lugar, así como conocer qué formas de parto pueden elegirse en el momento del nacimiento, para así, decidir la que más se adapte a los gustos, preferencias y necesidades de los nuevos padres, dentro del rango de lo posible, etc. Además de proporcionar información sobre los tipos de educación integral que después quieren darle al niño los futuros padres, ya que la educación de un bebé comienza durante la gestación ( o antes si es planificada, Véase la entrada sobre Planificación maternal), con los cuidados de la madre y con los cuidados del bebé, la adquisición de hábitos saludables, la constancia, el acuerdo familiar de los progenitores a la hora de tomar decisiones educativas, así como los tipos de apego y modelos educativos familiares que existen. En realidad es un trabajo muy complejo para el cual hay que estar preparado, tomando conciencia de la importancia que tiene y de las repercusiones que van a derivarse de él a corto y a largo plazo.
Considero el conocimiento informado como una fuente imprescindible para disponer de libertad a la hora de tomar decisiones. Así, nuestro principal objetivo es que las futuras familias dispongan de las herramientas de conocimientos educativos, anatómicos, psicológico y de salud adecuadas para vivir y afrontar el embarazo, nacimiento y educación de su hijo, consciente y libremente, de modo que puedan tomar las decisiones más adecuadas en cada momento con la seguridad de haber dispuesto de una  información lo más completa y cabal posible. Las futuras madres tendrán a su disposición una preparación integral que abarcará tanto aspectos físicos como emocionales y formativos.
 
Autora: Carolina Cebrian Escobar
Registro: 201399901154105


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión siempre es importante y será valorada en este blog, así que te animo a que dejes un mensaje comentando, con respeto, que te pareció lo que leíste o viste aquí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...