miércoles, 18 de septiembre de 2013

Sueños rotos


Este entrada, seguramente, sea la menos agradable de todas, debido a lo doloroso del tema para quien lo haya sufrido. O tal vez para ti, que puede que te encuentres en plena gestación y no te sea agradable leer esto, o tal vez porque acabes de vivir esta situación.

 

El motivo que me ha llevado a escribir esta entrada se debe a que aunque no guste el contenido, ni el tema, la realidad es que el aborto forma parte de la vida y que son muchas familias quienes han tenido que vivir el shock de pasar por ello.

 

Antes de continuar más, en primer lugar quiero mandar mi apoyo y mi fuerza a quienes hayan pasado o estén pasando ahora por esta experiencia tan desagradable.

 

El fin de esta entrada lo he escrito,  no para ahondar en la herida, sino, tan solo brindar información que os pueda servir para ayudaros o para informaros.

 

En primer lugar pido la sensibilización de tod@s ante algo así, y decir a aquell@s personas, algo parcas en habilidades sociales, que buscan el conformismo o simplemente intentan que se olvide esa etapa llevándolo a un grado de anécdota sin importancia. Son personas que cuando se encuentran en la situación de relacionarse con alguna pareja que acaba de pasar por la dolorosa experiencia de perder un bebé, tan sólo decirles que a veces con un simple "lo siento" se queda mucho mejor y si no ante la duda mejor no decir nada.

Es verdad que a veces con la intención de "tratar de ayudar" (aunque no se consigue), se recurre a lindezas (que he escuchado y que no se muy bien como digerir) como "eso no tiene importancia", "no pasa nada", "todavía eres muy joven" y demás que pueden llegar a hacer mucho daño, ya sea de forma intencionada o no.

 

A ver, un aborto es la interrupción de una vida que era deseada y esperada.

 

Es verdad que dependiendo del tiempo de gestación y del tipo de aborto (natural o inducido bajo recomendación médica), las secuelas pueden ser más o menos profundas.

 

Como ya he dicho, un aborto es una interrupción de una vida deseada y esperada por los padres. Ello conlleva una pérdida a nivel familiar, lo que hace que se desarrolle un periodo de duelo.

 

Durante el período de duelo se debe apoyar y respetar a los padres, ya que aunque el bebé es llevado en el cuerpo de la madre, el padre también lo vive como su pérdida y comienza también su propio luto. Este punto parece que a veces se nos olvida.

 

Es complicado hablar de como actuar ya que cada caso es especial y diferente, pero sí que puedo decir que es importante, para comenzar con la superación y asimilación de lo ocurrido, poder contar con el apoyo, principalmente de tu pareja (aunque este deber ser mutuo, ya que la pérdida es de los dos), de familiares y amigos más cercanos.

 

Toda persona que sufre un aborto vive su duelo particular y sus sentimientos, los cuales expresa como sabe, siente o necesita.

 

No hay un tiempo estimado para determinar como normal el periodo de luto. Ni tampoco existen unas pautas comportamentales específicas de padres que han pasado por este trance, el cuál sea uno de los más dolorosos de su vida.

Si que debo decir, que si después de un año las secuelas siguen siendo demasiado profundas y no se consigue superar ni afrontar la pçerdida y el estado depresivo se ha vuelto nuestra forma de vida, es conveniente ponerse en manos de un especialista que nos pueda ayudar.

 

Principales trastornos psicológicos

- Sentimiento de culpa.

- Miedo.

- Desesperación.

- Ansiedad.

- Angustia.

- Tristeza

 

En este tema existe una gran pregunta, que al mismo tiempo también puede crear trastornos.

 

Tanto para la sociedad como para la administración, estado o trámites burocráticos, la mujer que ha perdido a un hijo nacido vivo (da igual la edad que este tuviera) ha sido madre y es comprensible su dolor.

 

Pero, ¿y la mujer que ha sufrido la perdida de un hijo no nacido? ¿Esa mujer no ha sido madre? Esto puede trastornar a la mujer, ya que ella ha sentido el instinto maternal durante su embarazo y se ha sentido madre y ha ejercido como tal desde el momento que supo de su estado y contribuyó con sus cuidados para favorecer a su hijo y de igual manera que ejerció con sus obligaciones tiene derecho a tener su luto.

 

"Sólo los sueños y los recuerdos son verdaderos, ante la falsedad engañosa de lo que llamamos el presente y la realidad." Alejandro Dolina

Muchas mujeres deciden ponerle nombre a su hijo no nacido, y recuerdan las fechas "importantes" de su bebe como la fecha en que se produjo el aborto, o la fecha probable del parto, llegando a contar los años que tendría ahora su hijit@

 

Quiero animar a todas aquellas parejas que han pasado o están pasando por esta situación a que se apoyen mutuamente e intenten superarla. Que hablen de lo ocurrido siempre que lo necesiten, que se escuchen, que se expresen según tengan necesidad, bien hablando, llorando, recordando a su bebe. Pero es importante aferrarse a la vida y mirar con fuerza hacia el futuro.

 

Como nota anecdótica ( que pena de anécdota) simplemente informaros que no estáis solos, que son muchas las parejas que pasan por un aborto. No tenéis más que buscar las estadísticas que hay sobre los embarazos finalizados con bebés no vivos y comprobaréis que no os ha pasado a vosotros solos. Aunque si que es una pena que se viva como un tema tabú y se esconda como si fuera una vergüenza.

 

7 comentarios:

  1. Me da muchísima pena el tema del aborto. Sobre todo, porque tengo una vecina que tiene una hija que se siente una privilegiada por haber podido adoptar a una niña española... ¡Estaba tan dificil! decía. ¡Nos ha venido Dios a ver!
    Veo todos los días a la niña, y pienso... ¡Pero qué inteligente ha sido su madre biológica, que "habiendo metido la pata quedándose embarazada", ha dado la felicidad a éste joven matrimonio que había perdido las esperanzas de ser padres!
    Una vida da otra vida, pienso. Y si encima te ahorras el trastorno psicológico y todo eso (que por mucho que digan que no, dura de por vida) ... Todavía mucho mejor.
    Si la vida me da un limón ... ¡Procuro hacer limonada!

    ResponderEliminar
  2. Que comentario más bonito por tu parte.
    Es verdad que cuando escribí esta entrada era pensada en las mujeres que han perdido a un bebe bien sin querer o bien bajo prescripción médica. No quiero pensar que tipo de remordimientos puedan tener aquellas mujeres que lo han hecho de forma voluntaria.
    Me ha gustado mucho la historia que has contado, no solo la apoyo como una buena decisión donde nadie pierde y todos ganan, sino que además pienso que una madre no es solo la que te lleva dentro y te ha parido (eso lo hace cualquiera, hasta los animales) una madre es mucho más que eso.
    Una madre es la que cuida, regaña, educa, da cariño, comprensión, te exige, te forma como persona y te acompaña en el viaje de la vida.
    Gracias por tu comentario y por leerme. Espero que te haya gustado

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias. Te agradezco tu apoyo, hace que continúe con mas ganas

    ResponderEliminar
  4. Te felicito por este blog y por las ganas que le pones. El post de lo más interesante y emotivo, pues en mi caso pasé por esta experiencia tan mala hace ya 9 años...y nunca se olvida. Un año después de lo ocurrido tuve a mi segundo hijo (tercero, en teoría), pero aquello nos marcó. Saludos C.

    ResponderEliminar
  5. Y yo te felicito a ti por ser tan valiente de contar algo tan íntimo. Me alegra mucho que te guste el blog. Espero que sigas leyendo mas cositas que te sean útiles y te ayuden en tu vida diaria. Enhorabuena por tu final feliz. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Precioso.quien pasa por algo así No es un buen trago y lo digo por cercanía es muy duro ver que una persona a tu lado sufre de esa manera e impotencia de ver que no puedes hacer nada..en fin gracias por escribir sobre el tema un beso

    ResponderEliminar

Tu opinión siempre es importante y será valorada en este blog, así que te animo a que dejes un mensaje comentando, con respeto, que te pareció lo que leíste o viste aquí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...