miércoles, 18 de septiembre de 2013

Vuelta al cole




Durante estos días ha dado lugar el comienzo del nuevo curso. Ya hemos recargado las pilas para comenzar con ganas y con fuerza y afrontar el trabajo, los horarios establecidos, las obligaciones....Woooowwww!!!!! de verdad!!!!!!

 

Que fácil parece pero no para todos es así.

 

Durante estos días ha comenzado un nuevo curso para algun@s y el primer curso para otros.

 

Nos vamos a centrar ahora en los niños de infantil y en su periodo de adaptación.

 

Cuando un niñ@ de 3 años (o menos si asiste a la escuela infantil) inicia su andadura en el cole, sufre una separación importante, ya que probablemente sea la primera vez que se separa de sus padres, los cuales han sido su principal figura de apego.

 

Junto a la separación de los padres hay que añadir también la asimilación de un nuevo entorno que el niñ@ desconoce. Aquí hay que distinguir entre el entorno propiamente del colegio (centro, aulas, patios) como los agentes que en el se encuentran (profesores, alumnos, padres).

 

En resumidas cuentas, acabamos de dejar a nuestr@ hij@ e un centro que no conoce, con personas que no conoce, y las únicas personas que le dan seguridad y confianza no están con él. Así que no nos extrañemos que llore. Lo más seguro es que llore el primer día o igual no lo hace el primer día porque no sabe a ciencia cierta lo que va a ocurrir cuando llegue allí pero sí al segundo seguro que llora.

 

El periodo de adaptación es fundamental para conseguir que el alumno relacione la escuela con una actitud positiva como un lugar interactivo donde se producen relaciones sociales y procesos de aprendizaje.

 

Debido a que el niñ@ está viviendo, probablemente, su primer conflicto debido a la separación física de sus padres y el nuevo entorno, es normal que llore.

 

Desde mi experiencia también me gustaría remarcar que:

- Una vez pasados los primero días los llantos van remitiendo.

- Después de transcurridos estos primeros días puede que lloren o muestren tristeza durante la entrada a la escuela, pero tan sólo los primero minutos.

-  Una vez superado el periodo de adaptación se terminarán los llantos.

 

También quiero que entendáis lo siguiente, a modo de ejemplo, para que os intentéis poner en su lugar y comprendáis sus sentimientos. Piensa como te sentirías si después de un período de paro, en el que te has dedicado en completo a tu/s hij@/s, o después de unas vacaciones en las que habéis disfrutado de una vida familiar o un viaje familiar, te incorporas a trabajar a jornada completa.

 

Sentirías algo de miedo, preocupación, incertidumbre, nerviosismo. A lo mejor tú eres de las que tiene ese gusanillo en la barriga el primer día de trabajo, o incluso te ha costado conciliar el sueño esa noche.

 

Pues bien, ahora imagínate que tienes tres añitos, casi un total desconocimiento de la vida, debido a tu corta edad y tus inexperiencias y que estás en un lugar donde te falta tu madre, padre, abuelos.....

 

Consejos para los padres para poder afrontar el inicio del cole.

 

- Hazle saber unos días antes que va a ir al cole. (A nadie le gusta que lo lleven a un lugar que no conoce y lo dejen solo)

- Intenta colaborar con tu hijo en sus tareas escolares con ánimo y de buen agrado: ayudándole a preparar su mochila con su material escolar, su ropita para el día siguiente.

- Anímalo. Hazle sentir importante por el hecho de ir al cole.

- Refuérzale la parte positiva. Vas a ver a tus amiguitos, vais a jugar todos juntos, la seño te va a enseñar muchas cosas nuevas, te vas a divertir mucho.

- Recógelo con una sonrisa y pregúntale si se lo ha pasado bien, si ha jugado mucho, quienes son sus amiguitos.

 

Pero lo que no deberíais hacer y menos durante el período de adaptación es:

 

- Decirle que si no se porta bien en casa se lo dirás a su seño para que lo castigue.

- Decirle que debe ir al cole porque tú no tienes tiempo de estar con él por que tienes que trabajar.
 
- Si tú también te sientes nervios@ o ansios@ por el comienzo de la vida escolar de tu hij@, o te sientes con pena, ya que este momento significa que ya no es tú bebé y que está creciendo, y muchas veces no te gusta y menos porque todavía lo ves muy pequeño para que se quede solito, por favor intenta disimular delante de él, no le hagas ver que sientes incomodidad o inseguridad y menos llorar con él durante la entrada en su primer día. Tu hij@ pude llegar a asociar tu miedo al colegio y pensar que su cole no es un sitio bueno, e incluso puedes llgar a contagiarle tus sentimientos poco positivos con el inicio del cole.

 

Aún siguiendo los consejos sobre qué deberías realizar para afrontar el inicio del curso de la mejor forma posible, nadie puede asegurar que tu hij@ no llorará durante los primeros días. Además debes tener en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo interno. Con lo cual, si ya has pasado por esta situación porque tienes otro hij@, no los compares porque cada uno es diferente

 

 

1 comentario:

  1. Buena entrada. Yo lo paso fatal con el tema del cole y la adaptación. Esta vez me vuelve a tocar que el pequeño entra al cole. Y el año pasado entró llorando tooodos los días a la guarde.
    Si quieres puedes participar en mi carnaval d esta semana este es el tema
    Un besito

    ResponderEliminar

Tu opinión siempre es importante y será valorada en este blog, así que te animo a que dejes un mensaje comentando, con respeto, que te pareció lo que leíste o viste aquí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...