jueves, 23 de enero de 2014

Maternidad de la A a la Z: D de duda

Oficialmente lo que nos muestra nuestra ya recurrida Wikipedia, la duda se define como:
 
 La duda puede proyectarse en los campos de la decisión y la acción, o afectar únicamente a la creencia, a la fe o a la validez de un conocimiento. Si le antecede una "verdad" convencionalmente aceptada, la duda implica inseguridad en la validez de ésta.
 
 

Es un sentimiento que nos va a acompañar ya para siempre desde el mismo instante que pensamos en la maternidad y que al mismo tiempo nos hacer ser conscientes de los peligros que conllevan ciertas situaciones y que antes ni siquiera nos habíamos planteado.

Cuando tomamos la decisión de tener un bebé se nos plantea por primera vez esta emoción ¿Estaré preparada? ¿Sabré ejercer la maternidad?

Cuando nos quedamos embarazadas también nos llega esa sensación de angustia cuando pensamos ¿estaré haciendo lo  mejor durante el embarazo?, ¿estará todo bien?, ¿estoy tomando las precauciones correctas?, ¿ Se parecerá a mi o a su papi?. Y la pregunta del millón ¿estará contento con nosotros?, ¿conseguiremos hacerle feliz?, ¿nos querrá?

Luego llega la hora en la que el bebe decide venir al mundo, bueno eso ya no son dudas, son un MAR DE DUDAS ¿Cómo será ese momento?, ¿Cómo comenzará?, ¿me daré cuenta?, y ya es el remate si eres primeriza ¿me dolerá mucho?, ¿epidural?,.

Bueno, y ya no hablemos de las que tienen un embarazo de esos complicados o llenos de pequeñas cositas, ya no estamos hablando de estar sumergidas en mares de dudas sino en un ????? continuo océano de dudas interminables que se apodera de nosotras.

Pues bien ya tenemos a nuestro bebe en el mundo, ha salido todo perfecto, nosotras estamos ya recuperadas pero las dudas no se terminan... ahora comienzan los siguientes debates en los que nunca nos ponemos de acuerdo ¿teta o bibi?, ¿ pañal desechable o reciclable?, ¿ autonomía o colecho?, ¿tendrá hambre o ya o me espero?,
 
Si pasamos a la siguiente fase seguimos igual ¿ Qué guarde será la mejor? ¿y que cole? ¿tendrá buenos amiguitos y compis?
 
Bueno, bueno....y todavía no ha llegado la etapa de las notas, los primeros fracasos de los pekes(tanto personales como estudiantiles) y no queremos que sufra pero tampoco sabemos que hacer cuando ese amiguito suyo (primer mejor amigo ya no lo es, esos primeros romances en el patio del recreo con sus desengaños) y nos volvemos a perder en como actuar, pero siempre bajos la misma pregunta ¿Cómo consigo hacer lo mejor para mi hij@?, ¿Cómo actúa o lo aconsejo para no equivocarme y obtenga su mayor felicidad?
 
Pues bien, lo creáis o no, no hay una respuesta única para todas estas preguntas. Cada niño es un mundo único y diferente al que le hacen feliz sus pequeñas cosas particulares, tiene sus gustos, su forma de pensar y no todo lo que va bien para unos niños funciona con todos los demás.
 
Esta es la complejidad de ser padres y de por qué nos invaden tantas dudas, no hay un libro de instrucciones de como ser padres, porque cada uno ejerce según sus propios principios y sus convicciones haciendo lo mejor para sus hijos y cada hijo responde según su propia personalidad.
 
Y eso sin comentar que además sabemos lo que no nos gusta porque lo hayamos vivido nosotras mismas e intentamos evitar repetirlo con nuestros hij@s o que ellos las vivan, pensando que será lo mejor
 
Con lo cuál y sintiéndolo mucho seguiremos sin respuestas únicas a nuestras dudas



"La maternidad de la A a la Z" es un carnaval de blog iniciado por Trimadre a los Treinta que consiste en que cada madre participante describa un sentimiento al que ha descubierto un nuevo sentido con la maternidad, o una faceta de su personalidad que desconocía antes de ser madre. El objetivo es crear en red, colaborando unas con otras, un "Diccionario de madres" con el que reírnos, emocionarnos y conocernos un poco más.
 

10 comentarios:

  1. Tu lo has dicho, no hay libro de instrucciones, pero gracias a dios mucha gente a la que preguntar, en la que apoyarte y fijarte y.....nuestro instinto, lo más fuerte a lo que te puedes agarrar

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, las dudas sobre los hijos empiezan mucho antes de tenerlos. Y sin ;obro de instrucciones. Y con un montón de opiniones al respecto. Hay que aprender a escuchar nuestra propia voz entre todas las demás. Y aún así seguiremos dudando siempre si podríamos haberlo hecho mejor. Tenemos que tener más confianza en nosotras mismas.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  3. Aparecen incluso antes de quedarte embarazada. Totalmente de acuerdo con lo que dices. Dudas que se resuelven con decisiones... A veces más acertadas que otras. Pero todas ellas resueltas con el corazón.

    Yo francamente creo que las dudas en la maternidad no dejan de aparecer nunca. En cada fase syrgen nuevas y nuevos retos que resolver.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Cuántas dudas acompañan a la maternidad... demasiadas diría yo!!!!!!! Y estas se resuelven sobre la marcha, con mucho aprendizaje!!!!!

    beoss!!

    ResponderEliminar
  5. Dudas y dudas... la maternidad es un océano de dudas. menos mal que como dijiste cada hijo y cada mamá es un mundo y existen faros para todxs!!!

    Muy buen az!!! Un abrazoooooooooooooo, che!!!!

    ResponderEliminar
  6. Ay las dudas!!! Nos embargan toda nuestra historia.. Y cuando nos convertimos en padres se multiplica!! Así que sólo nos queda que dudar!!

    ResponderEliminar
  7. Yo dudo hasta en que ponerme cada mañana, imagina en lo que a maternidad se refiere!

    Vanesa
    Una Bruja y sus dos Sapitos

    ResponderEliminar
  8. La maternidad está plagada de ellas. Gracias que nos tenemos unas a las otras, y gracias a que la mayor parte de las decisiones se pueden pensar y meditar.
    Gran reflexión!! un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. Totalmente cierto. Siempre leí que una empieza a ser madre desde el momento en que se lo plantea, y es así, porque desde que te lo imaginas, ya pretendes que todo sea perfecto y darle siempre lo mejor. Y si sigues, sigues y sigues, te metes en un mar de dudas constante, pero pienso que sea por eso, por querer hacerlo siempre bien y dar todo lo mejor de ti.

    La respuesta? Aunque no lo parezca la tenemos, y es el instinto. Como bien dices, cada niño es distinto, pero cada madre conoce al suyo, y llegado el momento, por muchas dudas que le surjan, sabrá como actuar.

    Hay miles de cosas que se nos escapan, por supuesto, como el pretender que todo vaya bien en el embarazo y que nunca le pase nada, no está en nuestras manos conseguirlo.

    Pero en otras cuestiones, llegado el día de un desenamoramiento, de un distanciamiento con su gran amigo, de su primer fracaso en la vida...buscaremos la forma de solucionarlo y sabremos cómo actuar.

    Pienso que es una de las cosas más bonitas que tiene la maternidad, que todo parece un mundo y sientes que no vas a saber, pero llegado el momento ¡zas! nuestro instinto sale y nos deja boquiabiertas con lo que somos capaces de hacer por el bien de los nuestros.

    Me ha encantado tu AZ!! Un beso grande!!

    ResponderEliminar

Tu opinión siempre es importante y será valorada en este blog, así que te animo a que dejes un mensaje comentando, con respeto, que te pareció lo que leíste o viste aquí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...