jueves, 20 de febrero de 2014

Mi hijo se toca....

Debemos tener en cuenta que el ser humano desde que nace es un ser sexual y que recibe estímulos que le dan placer.
 
Desde pequeños recibimos placer sexual, solo que este tipo de placer va variando según la etapa en la que se encuentre nuestro hijo.
 
Muchos padres se alarman cuando ven que comienzan los primeros tocamientos genitales de sus hijos alrededor de los 2 años y no solo se sonrojan y regañan a los niños o incluso recurren al manotazo, aunque sea en público debido a la vergüenza, sino que tratan de que abandonen de manera drástica y autoritaria esa costumbre.
 
Para aquellos padres que no lo sepan, este comportamiento que les avergüenza, les sonroja y les hace sentir mal en público, es un comportamiento normal por el que pasan muchos niños (no olvidemos que el placer sexual es algo con lo que nacemos y que nos produce satisfacción desde que somos bebes. Los bebes también tienen su foco sexual).
 
 
 
Mejor que os tranquilicéis y que no derivéis estos tocamientos en pensar que vuestro hijo tiene algún tipo de trastorno, está desviado o imaginaciones por el estilo. Es tan sencillo como que su sexualidad y el placer se ha centrado en sus genitales y comienza a descubrirse y a conocerse.
 
Esta etapa suele coincidir con el final de la etapa del pañal y en mayor medida cuando ya controlan los esfínteres a la perfección.
 
La actuación por parte de los padres debe ser:
 
- tratar el tema con normalidad.
- no escandalizarse.
- no agobiar al niño.
- no negarle su sexualidad.
- no hacer pensar a tu hijo que está haciendo algo malo.
- hablar con tu hijo sobre sexo, sexualidad y diferencias físicas entre niños y niñas de forma que ellos lo comprendan.
- hacerles comprender que hay ciertos comportamientos (como esos tocamientos) que no deben hacerse en público.

6 comentarios:

  1. Mucha razón! yo también he sido testigo de algún manotazo a un niño/niña por tocarse y encima el niño lo pasa mal..
    Hay que tratar el tema de manera natural, si avergonzarlo y explicándole las cosas.
    Muy buena entrada Carolina!
    Feliz día!

    ResponderEliminar
  2. Hay que NATURALIZAR la sexualidad. Nos tiene que entrar en la cabeza. Bravo por el genial post. Como siempre.

    Beson!

    ResponderEliminar
  3. Genial! Es un tema que escandaliza a la gente. Pero es así y hay que entender de que ahí es donde empieza la base de la educación sexual. Normalizar para no crear individuos reprimidos y que luego pueden hacer mucho mal.

    ResponderEliminar
  4. Es un tema complicado mas por el que dirán que realmente por el acto en si. El mayor no tiene mucho interés pero el mio pequeño en cuanto lo metes en la bañera se toca y se rie porque le da gustirrin!! jajajajajjaja

    ResponderEliminar
  5. Es que tenemos un concepto de niñez muy alejado de nuestra realidad biológica. Y así nos pasa, no solo con la sexualidad infantil, también con todo lo relacionado con la infancia. La pureza asexuada de los ángeles. la inocencia e ignorancia (les hablamos como si fuesen tontos) etc etc. Muy buen post.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado la entrada!! Yo creo que la clave está en tratar las cosas con naturalidad y en ponerse en el lugar de los niños porque ellos no lo ven como algo malo; de hecho, es totalmente normal que ellos exploren su cuerpo como, por otra parte, hacen con el mundo que les rodea.

    ResponderEliminar

Tu opinión siempre es importante y será valorada en este blog, así que te animo a que dejes un mensaje comentando, con respeto, que te pareció lo que leíste o viste aquí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...