jueves, 6 de febrero de 2014

Maternidad de la A a la Z. T de teta

Bueno, hoy vamos al grano, unos las llaman pechos, otros lolas, dependiendo del tamaño limones, naranjas, melones o sandías y oficialmente en medicina mamas y para nosotras las madres y las que no somos madres, tetas.

 
 Las tetas, siempre presentes y siempre polémicas en todos los medios donde se mueven.



Cuando somos pequeñas no nos damos cuenta de lo que son en realidad, ya que todavía no se han desarrollado y ha tomado la forma y el tamaño que deben, sino que anatómicamente son iguales que las de los niños.

Cuando comienza el desarrollo y sobre todos en las chicas precoces, las intentamos disimular por vergüenza. Aunque luego cuando las de nuestras amigas también se han formado y sus cuerpos comienzan a tener forma de mujer con pecho incluido, parece que nos animamos y ya comenzamos a hablar de ellas en público, de los sujetadores, aunque todavía somos bastante pudorosas y preferimos tenerlas ocultas en sociedad. Es en esta edad cuando también los chicos comienzan a tener interés por las chicas y se fijan en los cuerpos, llegan las comparaciones (que siempre son odiosas y en el tema tetas además del tema culo).

Cuando pasan unos añitos y decidimos liberarnos, nos llega la época del top-less (hay que ser moderna y si las famosas del papel cuché, las supermodelos y las guirys lo hacen, pues una también que pa´eso lo valgo).

Pero ¿cuánto dura la época topless?, pues depende de tu personalidad y de la que tenga tu futura pareja, porque cuando vas a la playa o a la piscina con él toca la pregunta (sobre todo esa primera vez) "cariño ¿te importa si me quito la parte de arriba del bañador??"

Y ahora llega el gran momento crucial y de debate. Cuando somos madres!!!! Ahora la tetas son las auténticas protagonistas de todo, tetas dentro, tetas fuera. Y durante este periodo de nuestras vidas se terminan convirtiendo más que nada en un accesorio casi de dominio público, el cual parece que todo el mundo tiene derecho a hablar, opinar y más aún, decirte lo que tienes que hacer con ellas.

En este momento comienzan los debates. ¿le darás la teta al niño? y esos grandes consejos de las madres abuelas y la sociedad, "¿no pensarás sacártela en mitad de la calle?" , "lleva siempre una gasita o un pañuelito por si al niño le da hambre, para que tú te puedas tapar"

Parece mentira que durante años tu hayas manejado y mandado en tu cuerpo como mejor te ha parecido y ahora todo el mundo quiere tomar cartas en el asunto. A ver señoras mayores, políticos, mamas-abuelas y demás compañía que entra a debate, si la moza ya ha hecho topless por toda aquella playa o piscina a la que ha ido ¿a qué vienen ahora esos pudores? si ya la época del destape en España ha terminado y ver chicas en topless es normal en la tele o en revistas (creo que ya nos resulta raro si no las vemos) ¿por qué nos seguimos escandalizando cuando vemos a una medre dando el pecho?

Eso sin contar que la decisión que hayas tomado sea la contraria a la de nuestra familia.

Si decides darle el pecho, seguro que tienes al lado a la pesada de turno que no para de criticarte porque solo le das el pecho para tener una excusa y que intenta por todos los medios posibles y humanos que intentes darle un bibe que seguro le gusta más.

Y si decides no dárselo te tocará escuchar lo equivocada que estas y lo mala madre que eres pudiendo alimentar a tu hijo en condiciones y no lo haces por que no quieres.

Mientras, nosotras, escuchamos todo este sinfín de comentarios y que nos ponen verdes, amarillas, rojas y finalmente negras.

Pero bueno... vosotras no os desesperéis porque en unos años todo esto pasará, las tetas se nos caerán, se nos pondrán pellejudas y ya no querremos enseñarlas.

En fin esta es la apasionante vida de nuestros pechos. A veces pasan desapercibidos, otras veces son aclamados, luego son reclamados y finalmente caen en el olvido.

 

10 comentarios:

  1. Así es siempre juzgando..
    Hay que hacer lo que tu instinto te diga.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Carolina, otro tema controvertido, pero desarrollado con mucho tacto y no exento de razón. Hay personas muy aficionadas a criticar y juzgar, al porquesí sin más razonamiento, por envidia o puro ánimo destructivo... Y se meten incluso en algo tan natural e ÍNTIMO como la maternidad, la lactancia, la educación.
    Y están más cerca de lo que crees... En fin.
    Besos! Me han encantado tus día aportaciones de esta edición :)

    ResponderEliminar
  3. ole, ole y ole... me ha encantado.
    La de gente meticona que hay por el mundo y lo pesados que se ponen con el tema TETA pero si en la playa ven unas tetas ahí no pasa nada... cuanta hipocresía!!!!!! Por suerte en mi entorno no ha habido mucha polémica y nadie me ha criticado si sacaba la teta en el parque, en la cafetería o donde fuera...

    ResponderEliminar
  4. Carolina, me encantó tu az!!! Estoy completamente de acuerdo con tu planteo! Nunca mejor dicho ;)

    Besotes, che!

    ResponderEliminar
  5. La gente tiene la mala costumbre de meterse donde no le llaman. De juzgar lo que no le interesa. De opinar cuando nadie, absolutamente nadie le ha pedido opinión.

    La verdad es que has expresado muy bien la evolución. Pasamos de la libertad absoluta al gilipollismo supremo. Ups! He dicho yo eso? Yo te voy a decir que antes de estar en este mundillo blogosférico... No conocía que hubiera este tipo de debates ridículos!! Cuando tuve a mi hijo me sacaba la teta donde, ya no a mí, sino cuando a mi hijo se le ponía en la peineta. Sin pudor. No sentí jamás que nadie me mirara mal. Y es más... Que dios libre a quien sea de decirme nada porque la lío parda!! Y si al final le doy bibe... Pues punto pelotilla también.

    RESPETO. NADA MÁS QUE AÑADIR.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado como has planteado este tema peliagudo. Y es peliagudo simplemente porque la gente le gusta criticar y meterse donde no le llaman. Con nuestras tetas hacemos lo que queremos durante TODA nuestra vida!!!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Muy buena entrada y con más razón imposible. Está claro que nunca llueve a gusto de todos pero todos se creen con derecho a opinar sobre los demás.
    Fantástica entrada ;)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho. Yo suelo pasar de todo porque si no.. No vivo ni sé por qué gusta tamdo criticar.

    ResponderEliminar
  9. Yo estoy en la fase TETAZAS, y empezando con las preguntas sobre si le daré pecho en el parque o no... #maemia

    ResponderEliminar

Tu opinión siempre es importante y será valorada en este blog, así que te animo a que dejes un mensaje comentando, con respeto, que te pareció lo que leíste o viste aquí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...