jueves, 13 de marzo de 2014

Problemas sexuales en la pareja

Hoy vengo a hablaros en las sesiones de los jueves de educación sexual de los problemas sexuales de la pareja.
Para que un encuentro sexual sea el esperado y sin problemas tienen que darse dos circunstancias:
- Que ambas partes de la pareja quieran tener una relación.
- Que ambas partes disfruten de la relación y les resulte satisfactoria.
Si una de estas dos circunstancias no se da, el encuentro no será completo y satisfactorio para ambas partes, por lo que habrá de descubrir que es lo que está pasando.
Existen muchos mitos cuando una pareja no funciona sexualmente. Socialmente parece que es siempre la mujer la que no quiere y el hombre suele ser el macho siempre dispuesto. Hoy vamos a ver como los problemas pueden surgir por ambas partes de la pareja y como a nivel de pareja y a nivel psicológico crean los mismos problemas.
Voy a empezar por nombrar los problemas más frecuentes de la mujer
- Frigidez: La mujer lubrica pero no siente placer ni con su pareja ni a través de la masturbación propia.
- Anorgasmia: Se siente placer pero no se llega al orgasmo.
- Vaginismo: Se contraen los músculos de la zona inferior de la vagina.
- Niveles hormonales bajos: Las mujeres somos cíclicas y nuestras hormonas oscilan según nuestro ciclo menstrual, nuestra edad, durante el embarazo, uso de anticonceptivos, etc y esto hace que el deseo sexual disminuya.
- Dispareunia: Coito doloroso durante la penetración.
Pero los hombres también pueden padecer problemas que afecten a su vida sexual:
- Eyaculación precoz: Existe eyaculación y penetración pero la eyaculación es demasiado rápida.
- Eyaculación tardía: La eyaculación tarda mucho en suceder o no sucede.
- Impotencia: cuesta mucho lograr la erección.
- Dispareunia: Dolor al eyacular.
Como vemos los problemas sexuales pueden venir tanto de hombres como de mujeres.
Para la persona que los sufre puede llegar a ser algo vergonzoso, que merece ser ocultado y le puede crear aversión sexual, miedo y estrés, lo que hará que el problema por un lado lo magnifique como algo insalvable y por otro lado que se acentúen más los síntomas.
Son muchas las veces en las que caemos en tópicos de frases hechas cuando esto sucede, como puede ser ¿otra vez igual?, no sirves ya para nada!!!!!, ¿y ahora que te ha pasado?, y frases con las que lo único que expresamos es menosprecio e incomprensión y a nuestra pareja le creamos un complejo cada vez mayor.
Cuando comienzan estos tipos de problemas sexuales en la pareja, lo que se debe hacer es:
- Ante todo hablar del tema sin tapujos y sin miedos. Sois pareja y debe de existir confianza para todo.
- Observar si el problema es algo puntual, sucede siempre a raíz de una situación de estrés o coincide con alguna época o fecha.
- Si el problema se alarga en el tiempo hay que tomar una decisión conjunta. ¿Qué hacemos? Hay que contarlo, dejar la vergüenza y ponerse en manos de un profesional. No hay que tomarse este tipo de consultas como algo vergonzoso o que haya motivos para ocultar. En una consulta no te van a juzgar como un depravado, vicioso, salido o cualquier descalificativo por el estilo, lo van hacer de manera profesional.
- En caso de ser un problema físico tendrás que seguir un tratamiento farmacológico.
- En caso de ser un problema emocional, psicológico o postraumático deberás ir a terapia. No debes sentirte sólo, en este tipo de casos es fundamental la terapia conjunta con tu pareja, ya que al fin y al cabo el problemas de forma directa o indirecta es de los dos. El apoyo, la comprensión y la compañía son fundamentales para lograr superarlo.
- No hagáis una tragedia de todo esto, tomároslo como algo más en la vida de pareja, no debe ser un obstáculo insalvable.
- No os toméis vuestros encuentros sexuales como un concurso o un reto. No hay nada que demostrar entre vosotros.
- No limitarse tan solo a la penetración, podéis descubrir una vida sexual más amplia con el cuerpo de vuestras parejas  y otra forma de disfrutarlo.

5 comentarios:

  1. Estos problemas son más frecuentes de lo que pensamos y la causa de muchas rupturas de pareja. La comunicación es fundamental en estos casos, pero hay veces que las dificultades sexuales pueden encerrar problemas de pareja más profundos, conflictos sin resolver, rencillas... Muy buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha razón. A veces los problemas no comienzan en la cama, sino fuera de ella.

      Eliminar
  2. Estos casos, se llevan en la más estricta intimidad, por vergüenza, por no ser juzgados. Y hace mucho daño a las dos partes.

    Genial como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el sexo como en cualquier conflicto es mejor soltar todo lo que llevas dentro y no guardarlo, pero parece que todavía no nos damos cuenta.

      Eliminar
  3. Muy interesante el post, y muy importante que señales que los problemas no son solo de la mujer. Lo ideal sería comunicarse pero muchas veces es tan difícil. De ahí insatisfacciones y más problemas. Genial cielo!

    ResponderEliminar

Tu opinión siempre es importante y será valorada en este blog, así que te animo a que dejes un mensaje comentando, con respeto, que te pareció lo que leíste o viste aquí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...