jueves, 6 de marzo de 2014

Reflexiones durante mi embarazo

Hace ya algunos meses que comencé a escribir este blog. En un principio la finalidad con la que comencé a escribir fue para ayudar, aconsejar, orientar e informar a tod@s aquell@os padres que se podían sentir solos, con fala de información, con necesidades poco cubiertas sobre como afrontar la maternidad etc....

Desde que comencé el blog hasta el día de hoy he tenido demasiados cambios en mi vida personal, unos los esperaba pero otros no.

Por un lado estaba preparando mi boda, por otro lado no estaba embarazada ni esperaba estarlo o por lo menos no tan pronto, ya que cuando comenzamos a plantearnos el tema de la p/maternidad y se lo planteamos al gine nos dijo que no nos obsesionásemos y que nos diéramos de plazo un año mínimo para quedarme embarazada a partir de que yo dejase mis pastillas anticonceptiva ( si un año!!!, en cinco semanas me planté en urgencias con una indigestión que pensaba que era gravísima y allí apareció nuestra pequeña lentejita).

Ahora llevo 27 semanas de embarazo, (con sus sustos incluidos) y en estos últimos día me está costando mucho escribir de manera objetiva.

Es verdad que a pesar de tratar temas bastante variados sobre maternidad, parejas, niñ@s, etc.. siempre intento hacerlo de manera objetiva y neutral (o por lo menos eso creo) sin intentar condicionar vuestras decisiones y siempre utilizando la información como referencia, tan solo para que, quién quiera leerme tenga una referencia pero que luego decida si escoge o no la opción de aplicarla.
 
Además también me encuentro en una etapa muy reflexiva donde me estoy planteando muchas cosas nuevas y me estoy dando cuenta de lo equivocada que estaba en otras.
 
Por un lado siempre he apoyado una crianza natural, con apego, respetada y respetuosa, donde el centro de todo radica en una buena relación familiar de manera integral , donde todos sus miembros apoyen unos valores comunes.
 
Desde mi punto de vista el secreto para pretender conseguir esto radica en una buena base. Esta base es la constitución de unos lazos de unión fuerte entre la pareja para que además de cariño, amor y respeto haya un apoyo familiar que se pueda transmitir a los hijos.
 
Por mi parte estas ideas no han cambiado en mi y sigo pensando con el mimo enfoque.
 
También es verdad, que a pesar de que todavía me quedan algunas semanas para tener a mi bebé, me he dado cuenta de otras muchas cosas que no he comprendido durante mucho tiempo y que ahora comienzo a darme cuenta.
 
Como ya sabréis, los que habéis leído un poquito el blog, llevo trabajando en el mundo de la educación muchos años y he tocado muchos perfiles educativos.
 
Nunca logré comprender porque una mamá que había decidido que su bebé iría a la guarde, lo llevaba por las mañanas y lo dejaba con angustia. Siempre pensaba cuando las veía, "vaya será que no le gusto" será que no tiene confianza en mi".
 
En ocasiones las preguntas de estas mamás se repetían constantemente "¿cómo ha estado mi hijo?, ¿ha llorado mucho? ¿tiene amiguitos?, ¿juega con los demás niños?"
 
Yo las intentaba tranquilizar y les comentaba la verdad, pero siempre pensaba que eran un poco desconfiadas, demasiado preocupadas, o que vaya preguntas tenían.
 
Pues bien creo que este tema ya lo he comprendido a la perfección. He llegado a la conclusión de que quiero un parto lo más respetado posible donde pueda conocer a mi bebé y una vez que esto haya sucedido que me guarden a mi pequeñín de nuevo donde estaba, por que no quiero tenerlo lejos de mi. Ahora sé lo que sentían, por que yo llevo, como ya os he dicho al comienzo de este post, varios días pensando en mi bebé, con la cabeza distraída y pensando sobre muchos puntos de la maternidad, y este es uno de los que más vueltas me ha dado.
 
Otro de los puntos que se me ha estado viniendo a la cabeza, es mi percepción sobre la familia(extensa por ambas partes), sus apoyos, sus consejo...... en fin... y todo aquel que viene intentando aleccionarte sobre cómo debes hacer las cosas.
 
También le he estado dando vueltas a la cabeza, ya que antes no le daba tanta importancia a este tema, pero nada mas lejos de la realidad, si que es importante, importantísimo diría yo.
 
Comprendo que las personas cercanas a ti te intenten ayudar y aconsejar, hasta ahí no tengo nada que objetar, pero criticar o presionar para que te sientas mal por la actitud que has tomado para afrontar tu maternidad y además intentar que la cambies a toda costa. Ante eso me revelo y me niego. Cada pareja es quien debe vivir su vida en familia, su p/maternidad y son los que deben tomar las decisiones sobre la crianza de sus hijos.
 
Creo que es el primer post que escribo sobre pensamientos, reflexiones y puntos de vista que tengo y tenía, ya que antes siempre intentaba ser solo informativa. No sé si volveré a escribir otro, ya que la iniciativa de mi blog no era ésta, pero también es verdad que me apetecía escribir y he decidido dejarlo plasmado aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión siempre es importante y será valorada en este blog, así que te animo a que dejes un mensaje comentando, con respeto, que te pareció lo que leíste o viste aquí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...